El euro va camino de su mayor caída mensual desde enero, el dólar supera los 161 yenes por Reuters

Por Stefano Rabaudo y Tom Westbrook

(Reuters) – El euro iba camino de su mayor caída mensual desde enero, mientras la incertidumbre política pesaba sobre las elecciones generales de Francia, mientras que el dólar subía a un máximo de casi cuatro décadas frente al maltratado yen antes de los datos clave de inflación.

Los inversores temen que un nuevo gobierno francés pueda aumentar el gasto fiscal, lo que amenazaría la sostenibilidad de la deuda pública del país y la estabilidad financiera del bloque.

Al mismo tiempo, los operadores están examinando con cautela la determinación de Japón de defender su moneda mientras observan de cerca los datos cruciales de inflación de Estados Unidos.

La prima de riesgo que los inversores exigen para mantener bonos del gobierno francés subió al nivel más alto desde 2012 el viernes antes de la primera ronda de votación para las elecciones parlamentarias de este fin de semana, ya que los inversores esperan que aumente un nuevo gobierno liderado por una coalición de extrema derecha o extrema izquierda. gasto fiscal.

«Los mercados siguen descontando un escenario relativamente benigno de una legislatura estancada o un gobierno de la Rassemblement Nationale (RN) que sólo implementa parcialmente su manifiesto», dijo Aman Bansal, director de estrategia de tasas europeas de Citi.

Añadió que la brecha de rendimiento entre los rendimientos de los bonos franceses y alemanes -una medida de la prima de riesgo de la deuda francesa- actualmente en 84 puntos básicos, podría ampliarse a 135 puntos básicos si la extrema derecha o la extrema izquierda implementan la mayor parte de su manifiesto y el presidente Emmanuel Macron dimite.

El estratega de tipos de interés de Barclays, Lepatris Farmakis, indicó que «por cada 15 puntos básicos de expansión de los rendimientos franceses frente a Alemania, el euro se debilita entre un 0,5 y un 1,0%».

El euro subió un 0,05% a 1,0707 dólares y debería terminar el mes con una caída del 1,25%, la mayor desde enero, cuando cayó un 1,99%.

«Nuestro equipo de la eurozona sospecha que sería prematuro que un nuevo gobierno redujera significativamente sus compromisos antes de las elecciones y que podrían pasar unos meses difíciles hasta septiembre», dijo Chris Turner, jefe de estrategia cambiaria de ING.

El yen alcanzó los 161,27 por dólar, el nivel más débil desde 1986, y por última vez bajó un 0,14% a 160,52.

«La relación dólar-yen está impulsada en gran medida por las tasas de interés estadounidenses», dijo Rong Ren Gu, gestor de cartera del equipo de renta fija de Eastspring Investments en Singapur.

«Si la intención es detener la fuerte devaluación del yen, también querrán ahorrar balas en caso de que los rendimientos del Tesoro estadounidense alcancen otro aumento en el segundo semestre, lo cual es muy posible en el contexto de los problemas de suministro y la déficit fiscal del Tesoro.» Agregó

debate presidencial de estados unidos

El candidato presidencial republicano estadounidense, Donald Trump, desató una andanada de ataques falsos contra el presidente Joe Biden en su primer debate de campaña en Atlanta, con el dólar subiendo mientras Biden tropezaba con sus palabras varias veces en los primeros intercambios.

Eso aumentó las posibilidades de una presidencia de Trump y de aranceles a las importaciones, dijo, señalando que los comerciantes estaban comprando dólares, pero las medidas eran bastante modestas.

«Una victoria de Trump es positiva para el dólar por varias razones, incluida una presidencia que puede ser más agresiva en materia de aranceles y puede conducir a una mayor expansión fiscal, lo cual es inflacionario y conducirá a tasas de interés más altas», dijo Farmakis de Barclays.

El máximo de ocho semanas del miércoles es 106,13 y ha subido un 1,5% en lo que va del trimestre. La última vez se mantuvo estable en 105,87.

Fue el segundo aumento trimestral consecutivo, ya que los mercados redujeron las expectativas de un recorte de las tasas de interés en Estados Unidos durante los últimos seis meses. La medida de inflación preferida de la Reserva Federal, el índice de gastos de consumo personal (PCE), se publicará más tarde el viernes. se desacelera al 2,6 % en mayo, como predicen los economistas, puede allanar el camino para recortes más adelante este año.

El mayor perdedor del trimestre fue el yen, con una caída del 6% frente al dólar desde finales de marzo y más del 12% en lo que va de 2024.

La inflación subyacente en la capital japonesa se aceleró en junio, según mostraron los datos del viernes, aunque eso hizo poco para respaldar al yen.

© Reuters.  En esta ilustración tomada el 9 de noviembre de 2021 se ven monedas de un euro. REUTERS/Dado Ruvic/Ilustración/Foto de archivo

Las bajas tasas de interés japonesas alentaron la venta del yen por monedas de mayor rendimiento, incluso cuando los rendimientos japoneses comenzaron a aumentar y los funcionarios advirtieron sobre otra ronda de intervención monetaria.

Japón reemplazó el viernes a su principal diplomático monetario, Masato Kanda, por el experto en regulación financiera Atsushi Mimura. El ministro de Finanzas, Shunichi Suzuki, dijo que las autoridades estaban «muy preocupadas» por el impacto de los movimientos «rápidos y unilaterales» del yen.

Puede interesarte

El gasto online en junio crece más allá de la inflación

Las ventas del comercio electrónico fueron saludables en junio. Los minoristas de comercio electrónico dieron …

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *